JAÉN : La Cruz del castillo

.
   Parece ser que, cuando el rey Fernando III toma posesión de Jaén y su castillo (1246), planta una cruz en el Cerro que luego llevaría el nombre de Santa Catalina, como signo de la nueva identidad cristiana de aquella fortaleza.
   La primitiva cruz era de madera y, aunque era grande, no tenía las dimensiones de la que hoy contemplamos.  Allí quedó la cruz presidiendo la ciudad durante siglos.
   Cuentan los viejos del lugar que el año 1946 el viento derribó la cruz; pero el pueblo, pasado el vendaval, organizó una procesión para restaurarla a su sitio.  Las dos fotos que siguen dan testimonio de ello.
   El año 1951, la cruz –ya un tanto deteriorada por las inclemencias del tiempo– fue sustituida por otra, de hormigón armado y mayores proporciones, costeada por la familia Balguerías.  Podemos acceder a ella por un camino empedrado que nace en el castillo.  Es un mirador privilegiado desde el que se puede contemplar toda la ciudad de Jaén y amplios alrededores.
   Fotos abajo: la Cruz y su mirador; un amanecer en la Cruz (maravilla de foto firmada por Juán Manuel) y un vista de Jaén desde la Cruz; ¿eres capaz de divisar el colegio?.


< Volver al mapa